24 abr. 2014

Resumen de la Semana

El escenario de LaMarcus Aldridge


No fue el primer ejemplo ni será el último, pero vale la pena mencionarlo. Históricamente, los playoffs son la época en la que se escriben las páginas más importantes de los legados de los grandes jugadores, y también donde ciertas estrellas comienzan su ascenso hacia el superestrellato

Este parece ser el caso de LaMarcus Aldridge, quién ha comandado a los Portland Trail Blazers a una ventaja de 2-0 por sobre los Houston Rockets en su serie de primera ronda. 

Aldridge ya venía disfrutando de una gran temporada regular, habiendo sido seleccionado para el Juego de las Estrellas por tercer año en forma consecutiva y siendo uno de los pilares -junto con el base Damian Lillard- de los Blazers, equipo que comenzaba la temporada de gran manera, como lo demostraba su récord de 24-5, el cual lo ubicaba dentro de los primeros puestos de la Conferencia Oeste. 

En lo personal, LaMarcus estaba en un nivel excepcional, llegando a promediar 26 puntos y 13 rebotes durante el mes de EneroSin embargo, justo cuando parecía que Portland finalmente había sacudido su mala fortuna en cuanto a lesiones se refiere (Brandon Roy, Greg Oden o Sam Bowie, por nombrar un par), su ala pivot estrella se lesiono la espalda en un encuentro ante los San Antonio Spurs. 

Aldridge luego de su lesión en la espalda

Dicho golpe lo mantuvo casi un mes fuera de las canchas, y sin duda los Blazers sufrieron en su ausencia. Los dirigidos por Terry Stotts finalizaron la campaña (desde la lesión de LA) con un récord de 18-11 y se quedaron en el quinto lugar del Oeste, con lo cual enfrentarían a los Rockets en la primera fase de la pos temporada.

Si bien muchos analistas predecían una serie pareja, era claro que Houston era el conjunto favorito. Ellos contaban con el barbudo James Harden, Dwight Howard y muy buenos jugadores complementarios como Chandler Parsons, Patrick Beverly o Jeremy Lin. Ninguno de todos estos pudo hacer algo para frenar a Aldrige. 

En el primer juego, abuso al pobre Terrence Jones, demasiado débil para marcarlo en el poste bajo, y terminó con una línea estadística que parece hecha en un videojuego: 46 puntos (en 17-31 tiros de campo) y 18 rebotes. Fue responsable de casi todas las canastas importantes de su equipo, incuyendo el rebote ofensivo que luego encestó para llevar el encuentro a tiempo extra.

LA festejando con Robin Lopez
luego de la victoria de ayer

Ayer, en el segundo partido, no se durmió en los laureles (como le ha pasado a otros), sino que continuo con su dominación, marcando 43 puntos y consiguiendo 8 rebotes. Esta vez lo hizo con tiros desde afuera, ya que los Rockets cambiaron su estrategia defensiva sobre el, poniendo a Omer Asik, pivot de mayor fortaleza física pero menor agilidad que Jones, como su marcador. 

Ahora la serie se mudará a la ruidosa ciudad de Portland, donde los Blazers se hacen muy fuertes. Será difícil que pierdan ambos partidos, aunque Houston dejará todo por ganarlos. Lo que si sabemos, al menos por lo visto hasta ahora, es que LaMarcus Aldrige querrá continuar esta racha imparable en la que se encuentra, y así quizás comenzar a escribir sus páginas de gloria, como muchos otros lo han hecho antes, en los playoffs de la NBA.


El Jugador Más Visible

Cambia la sección para los playoffs, ya que todos los jugadores pasan a ser hablados por todo el mundo. Ahora elegiré a un jugador que, si bien no es una estrella en la liga, resultó ser vital para el éxito de su equipo, o tuvo unos números descomunales en alguna derrota de su conjunto.

El jugador elegido esta semana es Nené Hilario. El pivot de los Washington Wizards fue lejos el jugador más importante en las dos victorias de su equipo ante los Chicago Bulls, ambas en condición de visitante. Promediando 20.5 puntos, 7.5 rebotes y 1 bloqueo por partido y completamente anulando a Carlos Boozer en defensa (él promedia tan solo 8 puntos en estos dos juegos), el brasileño se convirtió en un jugador vital para la franquicia de la capital estadounidense. 

A fines de febrero sufrió una grave lesión en la rodilla, y en un momento se supuso que no podría volver en esta temporada. Sin embargo, gracias a un gran esfuerzo por su parte, regresó para jugar los últimos partidos de la temporada regular y así ponerse en forma para la pos temporada. 

Su importante rol dentro del equipo se pudo ver en el tiempo extra del primer encuentro, en donde anotó los primeros siete puntos del equipo, claves para sacar la diferencia y últimamente ganar el match.

Analizando las Series


San Antonio Spurs  vs Dallas Mavericks: empatada en 1 la serie, con los Spurs llevándose el primer juego y los Mavs retomando la "ventaja de localía" en el segundo. Los locales no están jugando bien, vienen cometiendo muchas perdidas (24 en el segundo partido) y, de no ser por una actuación fenomenal de Tim Duncan en el Game 1, bien podrían encontrarse 0-2. Los dirigidos por Rick Carlisle, en cambio, han encontrado su juego en ofensiva, moviendo bien la pelota y buscando el mejor tiro. Devin Harris, base suplente, ha demostrado ser muy importante, promediando 18.5 puntos y defendiendo en gran forma a Tony Parker.

Oklahoma City Thunder vs Memphis Grizzlies: al igual que la anterior, se encuentran empatados, con el local ganando el primer partido y los visitantes el segundo. La presencia del escolta de los Grizzlies, Tony Allen, ha sido esencial en defensa, ya que ha realizado de gran manera la ardua tarea de intentar defender a Kevin Durant. Si bien el probable MVP ha posteado buenos números (34.5 ppg y 9.5 rpg) no lo ha hecho con un gran porcentaje de campo, lo cual demuestra el buen trabajo de Allen. Aun así, los dirigidos por Dave Joerger saben que deberán jugar un partido cuasi perfecto para poder ganarle al Thunder.

Los Ángeles Clippers vs Golden State Warriors: otro empate más en esta serie, pero con los Warriors ganando el primer partido y los Clippers demoliendo a sus rivales en el segundo. Tras una victoria cerrada de Golden State (en la cual hubo una polémica por parte de los árbitros, en una falta no cobrada sobre Chris Paul), los angelinos se repusieron y aplastaron a los dirigidos por Mark Jackson por 40 puntos, gracias a una gran performance de Blake Griffin, quién volvió al nivel demostrado a lo largo de la temporada regular anotando 35 puntos. Esta parece ser la serie más pareja, pudiendo extenderse hasta seis o siete juegos en mi opinión.

Houston Rockets vs Portland Trail Blazers: ya hemos hablado de LaMarcus Aldrige y su racha anotadora, pero también hay que mencionar otros componentes importantes en este 2-0 para los Blazers: la pegajosa defensa de Wesley Matthews sobre James Harden (un abismal 14-47 de campo para él), contribuciones de jugadores como Nic Batum y Robin Lopez y la madurez exhibida por Damian Lillard, tan solo en su segundo año en la liga. Como dije anteriormente, será difícil que Portland pierda ambos partidos en condición de local.


Indiana Pacers vs Atlanta Hawks: volvimos a las series igualadas a 1 por lado, con los Hawks tomando Game 1 y los Pacers resurgiendo de las cenizas para ganar Game 2. Como había predicho, éste conjunto de Atlanta le ha traído problemas a los favoritos de Indiana, especialmente con el duelo entre los pivots Pero Antic y Roy Hibbert. Sin embargo, los comandados por Frank Vogel supieron sacar adelante el segundo encuentro, donde, junto a una gran actuación de su estrella Paul George, aparecieron también aportes valiosos de George Hill y el argentino Luis Scola, quién anotó 20 puntos y cosechó 7 rebotes.


Miami Heat vs Charlotte Bobcats: 2-0 para los bicampeones Heat, liderados por LeBron James (27 puntos en el primer encuentro y 32 en el segundo). El primer juego fue sencillo para los locales, pero ayer sufrieron más de la cuenta para poder lograr la victoria. A pesar de la lesión de Al Jefferson, estrella de los Bobcats, los mismos lucharon ferozmente y llegaron a ponerse a tres puntos de Miami con un minuto por jugar. Creo que tienen una chance de ganar un partido de los dos que jugarán en Charlotte, pero a la vez pienso que esta serie se termina en cinco juegos.

Toronto Raptors vs Brooklyn Nets: y si, otro empate más. Dos partidos muy cerrados: en el primero, Paul Pierce demostró porque le dicen "La Verdad" (The Truth) encestando todas las canastas importantes para los Nets. En el segundo, DeMar DeRozan hizo ver porque fue seleccionado para el Juego de las Estrellas, clavando 30 puntos -muchos en los momentos finales del partido- y llevando a su equipo a empatar la serie. Muy probablemente la misma se defina en el séptimo juego.


Chicago Bulls vs Washington Wizards: también he hablado de esta serie, en donde los Wizards comandan por 2-0. Lo más importante que hay que remarcar en mi opinión es la falta de jugadores que puedan sacar su propio tiro por parte de los Bulls. Para triunfar en los playoffs es sumamente necesario tener al menos un jugador de este estilo. No descarto igual que los dirigidos por Tom Thibodeau puedan ganar estos próximos dos juegos, aunque pienso que Washington gana la serie en seis.