9 jun. 2014

Game 2: Sin calambres, King James domina


Fue su noche. Luego de haber sido duramente criticado durante los últimos tres días, LeBron James se destapó con una performance fabulosa. Con aire acondicionado y sin calambres en las piernas, el dos veces campeón y cuatro veces elegido MVP de la temporada regular finalizó con 35 puntos, 10 rebotes, 3 asistencias y 2 robos en la victoria de Miami Heat sobre San Antonio Spurs por 98 a 96, igualando la serie por las Finales de la NBA.

Es claro que el Heat necesitó del aporte de otros jugadores para lograr conseguir el triunfo, pero el impactó de James fue sin dudas la diferencia en el partido. 

LeBron y Bosh festejando la victoria

San Antonio comenzó donde había terminado el Game 1: tomando buenos tiros en ofensiva y con un Tim Duncan rejuvenecido completamente. El ala-pivot, nacido en Islas Vírgenes, anotó 11 de sus 18 puntos en el primer cuarto, ayudando a los Spurs a construir una ventaja que llegó a ser de nueve unidades. 

Más tarde, Duncan conseguiría su 157º doble doble en un partido de Playoffs, igualando la marca de Earvin "Magic" Johnson, máxima en la historia de la NBA. 

Sin embargo, a base de esfuerzo, Miami logro igualar el marcador en 43 al finalizar la primera mitad. En ese segundo cuarto se empezó a ver a un LeBron distinto: luego de errar sus primeros tres tiros y cometer cuatro perdidas, James decidió intentar desde más cerca, utilizando su rara combinación de fuerza y agilidad. 

De esta manera, con cuatro bandejas y dos volcadas, comenzaba a agarrar un ritmo ofensivo uno de los mejores -sino el mejor- jugadores del mundo. 

Cuando, a mediados del tercer período, los locales volvieron a sacar una ventaja importante (de seis puntos), fue otra vez el "Rey James" al rescate, pero mediante recursos totalmente distintos. A falta de 5:42, encestó su primer tiro externo -un triple proveniente de una asistencia de Norris Cole- y desde allí no paro: anotó 12 puntos en dos minutos para darle la vuelta al partido y poner al Heat en ventaja.



Tiros de campo de James
No puedo dejar de mencionar aquí cual es el problema -además de lo obvio- de que LBJ sea capaz de encestar estos tiros en forma constante. Básicamente, la estrategia defensiva de los Spurs para con el es muy simple: agruparse en la pintura y dejarle espacio para que lanze un tiro externo

El miedo principal de Popovich (por el cual el método es el correcto desde mi punto de vista) es que la penetración de LeBron es el componente principal del esquema ofensivo diagramado por Erik Spolestra. Mientras más atención se le de a James, más libres quedaran sus compañeros tripleros, bien posicionados en las esquinas.

Volviendo al partido, San Antonio pudo empardar la cuestión, gracias en parte a los aportes de Patty Mills (8pts) y Boris Diaw (7pts, 10 reb) desde la banca. No solo eso, sino que, a 2:26 del final, los Silver&Black se pusieron en ventaja, luego de un triple de Tony Parker.


Tras un intercambio de posesiones infructuosas para ambos, los visitantes volvieron a ponerse arriba -esta vez definitivamente- mediante un triple de Chris Bosh, quien quedo en soledad luego de que LeBron atrajera una doble marca. 

Toda la emoción de "CB"

Una jugada muy similar se dio en el quinto juego de su serie ante Indiana Pacers, pero en esa ocasión Bosh erró el triple. Es curioso como, ese día, James fue criticado por no haber tomado él el último tiro (a pesar de que el pase a Bosh fuese la jugada correcta), mientras que hoy fue alabado.

Por el lado de los Spurs, se puede decir que desde el triple de Parker no volvieron a ejecutar una buena jugada, y hasta se los vio perdidos en defensa. 


Otro aspecto que ayuda a entender el porque de la derrota es el horrendo porcentaje desde la línea de tiros libres: 12-20 (60%) es un número imperdonable para esta etapa del año, sobre todo considerando los cuatro libres que Parker y Duncan marraron consecutivamente en el último cuarto.


La serie se muda al estado de Florida, más precisamente a South Beach, para los juegos 3 y 4. Allí, San Antonio deberá llevarse uno, para volver a hacer valer la ventaja de localía. No será fácil, ya que el Heat se encuentra 8-0 en el American Airlines Arena en esta pos temporada, y sus jugadores de rol siempre han demostrado un nivel superior cuando están en casa.

De cualquier manera, este encuentro le perteneció a LeBron James. Con esta gran actuación volvió a hacernos recordar quien es el "Rey" de la NBA, y a hacernos pensar -al menos a mi- que, cuando su tiro externo esta encendido, no se si existe o ha existido un jugador más completo.