28 nov. 2014

Dividiendo los 30 equipos tras un mes de acción

Finalizados los 13 encuentros del miércoles pre Thanksgiving (Día de Acción de Gracias), estamos a dos días de que se cumpla el primer mes de la temporada regular en la NBA. Como suele suceder, mucho de lo escrito y predicho antes del comienzo de una nueva campaña ha resultado estar en lo cierto -como la debacle que ocurre en Philadelphia-, así como varias "afirmaciones" pasadas resultaron ser menos acertadas. 

Generalmente se toma el descanso por el All-Star Game (alrededor de la segunda semana de Febrero) como punto medio del año. Si esto es así, significa que todavía estamos lejos de elaborar conclusiones definitivas respecto del funcionamiento de los sistemas, de quienes son los principales candidatos al MVP, de que director técnico merece ser despedido y de tantos otros titulares que encabezan los diarios y páginas web.

Lo que sí es válido es analizar lo que se ha visto hasta ahora (pongo énfasis en la frase HASTA AHORA para no tener que repetirla cada tres renglones), y en base a ello, plantear la actualidad e imaginar el futuro.
Entonces, con esta última idea en mente, la siguiente es una manera de catalogar a las 29 franquicias de la NBA (dejando afuera a Oklahoma City, tema cubierto extensamente en la columna previa)

Candidatos:

Memphis Grizzlies
Rugen en el FedExForum, mejor conocido como "The Grindhouse". Rugen porque su equipo, luego de un mes, ostenta -junto a los Raptors- el mejor récord de la NBA. En casa, los Grizzlies no conocen la derrota, y como visitantes han caído solamente en dos oportunidades.

Gasol, líder absoluto de los
Grizzlies

La principal diferencia con la pasada campaña es la salud de Marc Gasol. El español debió perderse los primeros 20 partidos de la 2013/14, pero esta temporada ha mostrado su enorme talento desde el vamos. El hermanito menor de Pau promedia 19.8 puntos y 8.3 rebotes por partido, liderando a sus compañeros en ambos sectores de la cancha y estableciéndose como uno de los mejores -sino el mejor- pivot en la liga. Ojo, el resto también juega, y de excelente manera permitanme añadir: Mike Conley aterroriza a los bases que intentan marcarlo, Zach Randolph acumula dobles dobles incluso en sus sueños, y la presencia de Vince Carter ayudó como la voz de la experiencia.

En conjunto, los dirigidos por Dave Joerger figuran sólidos en casi todas las categorías relevantes (sobre todo en defensa y en capacidad rebotera) y aparentar contar con más variantes desde el banco. Si hubiese un trofeo por la franquicia que más impresionó en el primer mes de acción, sin dudas se lo llevarían estos Grizzlies.


Golden State Warriors
En este espacio ya se han cubierto los espectaculares arranques del dúo compuesto por Steph Curry y Klay Thompson, mejor conocido como "Splash Brothers". Pero un aspecto clave -y poco mencionado- que ha convertido a los Warriors en uno de los mejores de este mes es el trabajo realizado por Steve Kerr. 

Al insertar a Draymond Green en el quinteto titular -por sobre David Lee, quien aún sigue lesionado pero que al regresar será suplente-, Kerr ganó versatilidad y tiro externo. Utilizando a Andrew Bogut como ancla en defensa pero también como opción de pase al poste alto para iniciar la ofensiva, Golden State aumentó su porcentaje de campo y hoy posee el sexto mejor rating ofensivo en la liga (la estadística mide la cantidad de puntos anotados por cada 100 posesiones. Para un mejor entendimiento, la cantidad de posesiones por partido varía entre 90 y 100). Al mismo tiempo, su rating defensivo (95) se ubica segundo, detrás de Houston.

No obstante, hay ciertas áreas que los Warriors deberían corregir. A pesar de ser el club con mayor cantidad de asistencias por partido, siguen terceros en pérdidas. Pensando de cara a la pos temporada, donde el ritmo de juego baja y las posesiones se tornan más valuables, tendrán que ir aprendiendo a ser más cuidadosos con el balón.

Toronto Raptors
Espectacular arranque para la única franquicia no estadounidense. Siempre se afirma que la continuidad es uno de los factores más importantes cuando se quiere construir un verdadero grupo que pelee por títulos, pero es satisfactorio ver el proceso mientras ocurre en la realidad.

Dentro de todos los números y proyecciones que hay para interpretar, el hecho que los Raptors registren el segundo mejor rating ofensivo (111.3) tiene que ser de lo más sorpresivo e impactante. Este se explica desde dos factores: primero, la poca cantidad de jugadas desperdiciadas (mejor rating de pérdidas: sólo cometen 11.5). Segundo, la eficacia y constancia con la cual encuentran la línea de tiros libres. Kyle Lowry y DeMar DeRozan se han establecido como un binomio de guardias temible, Terrence Ross y Jonas Valanciunas cada día acrecientan sus roles y la banca aporta mucho más.

Debido a varias circunstancias -externas e internas de los demás- Toronto está un eslabón arriba que el resto del Este. Sólidos en todas las facetas de juego, con un entrenador que conoce a sus dirigidos y una hinchada que hace sentir el peso de la localía. Todavía falta, y los pesos pesados tienen tiempo para reponerse, pero si hay algo que es seguro es que nadie pasará por encima fácilmente a los canadienses.

Houston Rockets
Quienes son ustedes y que hicieron con los Rockets de 2013/14? Inédita voltereta al estilo de juego de este equipo, que previamente se basaba lisa y llanamente en anotar más unidades que su rival. Los comandados por Kevin McHale ostentan el mejor rating defensivo de la NBA (94.5), sorprendiendo a todos los expertos.

Este fenómeno es aún más loable ante la baja de Dwight Howard por lesión (en su rodilla derecha, aún no se sabe cuándo volverá a las canchas). Sin el ancla en el medio de la pintura –y con Tarik Black tomando los minutos como pivot- Houston continúa apretando los dientes y cerrando las opciones de sus contrincantes. También ayuda tener a uno de los bases más “molestos” como Patrick Beverly, y hay que destacar la labor en ambos sectores por parte de Trevor Ariza, reemplazando a Chandler Parsons.

En materia ofensiva, hoy por hoy es casi Harden-dependiente. El barbudo ronda los 25, 7 y 6 (pts, reb y asist) y lidera a sus compañeros dentro y fuera del parquet. Aquí también se deberá cuidar más el balón, pues se ubican como el segundo peor en rating de pérdidas (18.3). Pero, hasta que no regrese Howard, será difícil medir para qué está la franquicia texana.

San Antonio Spurs
Los campeones defensores han iniciado su camino al bi de una manera distinta a la que que por tantos años han repetido. Usualmente, los Spurs tardan algunos meses en aumentar su atención en defensa, "descansando" en su ofensiva para lograr victorias. Hasta el momento, definitivamente este no ha sido el caso.

A lo largo de Noviembre, San Antonio tuvo bajos porcentajes en sus tiros externos (especialmente en triples, arma principal para el sistema de Pop), obligando a un mayor compromiso y esfuerzo defensivo. Las apariciones de Cory Joseph y Aron Baynes -tomando los minutos de Patty Mills y Tiago Spliiter, ambos lesionados- ayudaron en este aspecto, como también sirve el aporte constante del nuevo asistente Ettore Messina. Estos y otros componentes resultaron en un rating defensivo de 95.4 para los Silver&Black, bueno para tercero. Es temprano, pero si Popovich logra encaminar el ataque, este mes podría resultar beneficioso en el futuro.

Tony Parker, sin trabajo durante el verano, se ve mucho más fresco y activo; Tim Duncan no siente el paso del tiempo; Manu Ginóbili, con sus noches positivas y sus noches negativas, sigue haciendo de las suyas, y Kawhi Leonard crece día a día. Aunque no es todo color de rosa, ya que preocupan las lesiones a Mills y Splitter (así como varios golpes menores sufridos por Marco Bellinelli y Joseph), ya que obligan a que los veteranos disputen más minutos de lo imaginado a esta altura.

Dallas Mavericks
Si se quisiese buscar la definición de "eficiencia ofensiva" en el diccionario, no debería aparecer ninguna otra imagen que la de estos Mavericks. Pupilos de una de las mentes más inteligentes y creativas de la historia reciente del básquetbol, Rick Carlisle, este club posee un rating ofensivo de 114.5 puntos, número que lidera la liga por un amplio márgen. Las adiciones de Chandler Parsons, Tyson Chandler, Jameer Nelson y J.J Barea han cuajado a la perfección, conformando un poderío envidiable.

Los Mavs son expertos en generar
tiros abiertos

Otros datos que ayudan a comprender el funcionamiento de este conjunto: tienen el segundo mejor True Shooting Percentage (57,4%, porcentaje "real" de tiros de campo, estadística que incluye los tiros libres y los triples, diferenciándola de Field Goal Percentage) detrás de Golden State, el tercer mejor rating de pérdidas y el séptimo mejor rating de asistencias. Una maravilla para los ojos.

Habiendo dicho esto, cabe remarcar que no se han tenido que enfrentar el fixture más difícil (los únicos triunfos relevantes que consiguieron vinieron ante Washington y Sacramento). De hecho, en los duelos contra tres rivales de elite (Spurs, Rockets y Blazers) no pudieron cantar victoria.

Aspiran, pero todavía les falta:

Portland Trail Blazers
Uno de los motivos por los cuales insistí tanto con el "hasta ahora" es porque no me parece apropiado guiarme exclusivamente por los resultados. Por ello, a pesar de que los Blazers ostenten un mejor récord que los Mavericks, veo mejor equipados a estos últimos como contendientes. Lo que no quiere decir que menosprecie el estelar arranque de este conjunto ni mucho menos.

Indudablemente, las estadísticas los apoyan. La historia dice que, para competir por el título, hay que estar dentro del top diez en ofensiva y defensa, y Portland cumple (tercero y sexto, respectivamente). Los dos factores que me impiden ubicar a los dirigidos por Terry Stotts con los candidatos: primero, no funcionan igual en casa que como visitantes (8-1 y 4-2); segundo, continúan dependiendo demasiado de su quinteto titular. Una lesión a cualquiera -en especial a LaMarcus Aldrige o Damian Lillard- sería brutal.


Chicago Bulls
Siguiendo con el tema de las lesiones arribamos a la ciudad de Chicago, en donde realmente se debería empezar a cuestionar un poco más el método empleado por Tom Thibodeau. Su filosofía, que consiste en mantener rotaciones estrechas y prolongar los minutos en cancha de sus mejores hombres, ha dado resultados durante la temporada regular. Sin embargo, tarde o temprano, todos terminan sufriendo lesiones de algún tipo.

Thibodeau y su pollo: D-Rose

Derrick Rose no puede encadenar ni siquiera dos partidos seguidos, Joakim Noah tiene golpes en cada músculo de su cuerpo y Taj Gibson sufrió un esguince de tobillo. Aún así, los Bulls lideran su división (9-6) y compiten palmo a palmo contra cualquiera. La defensa no está acorde con el nivel habitual, y tanto Nikola Mirotic como Doug McDermott no encuentran su lugar. Siempre hay que reservarse esta línea: si en algún momento llegan a presentar un plantel saludable, son capaces de ganarlo todo.

Cleveland Cavaliers
El período de ajuste por el cual inevitablemente iba a tener que pasar este club viene costando más de lo imaginado. Dos palizas ante Washington y Orlando no alcanzan para tapar los agujeros de los dirigidos por David Blatt, quien aún no encuentra el sistema defensivo apropiado para su plantel. La química entre James-Love-Irving no clickea al 100%, y cada individuo debe revisar ciertos aspectos de su juego.

Es impactante el declive en la atención defensiva por parte de LeBron, acostumbrado a ser quizá el mejor en el perímetro en cuanto a proteger su canasto. Love se ha convertido en un "stretch four" (ala-pivot que abre la cancha ya que tiene rango de triple) y no es utilizado eficientemente, mientras que Irving busca nuevos espacios dentro del parquet, pues no está acostumbrado a no tener el balón en sus manos. Falta, y probablemente Cleveland avance de categoría, pero por ahora su nivel no amerita incluirlo con conjuntos como Toronto.


Los Ángeles Clippers
Hay algo que no cierra dentro de este plantel, aunque es difícil darse cuenta precisamente de que. Lo cierto es que Blake Griffin no es el de la temporada pasada: el potente pivot, capaz de dominar a cualquier oponente, ha estado eligiendo en varias ocasiones el tiro externo en vez de la penetración. Falta encontrar consistencia en el puesto de alero, donde Jamal Crawford y Matt Barnes alternan buenas y malas actuaciones.

Más abajo -cuando le toque el turno a Detroit- me referiré a la estadística que habla del porcentaje rebotero. El caso de los Clippers es realmente increíble: son el segundo PEOR equipo en esta categoría, algo inaudito si se entiende que Griffin y DeAndre Jordan representan el combo de pivots más atlético de toda la liga. 9-5 no es una marca para lamentar, pero es el funcionamiento lo que preocupa de Los Ángeles.


Washington Wizards
Cerca, muy cerca de colocarse como serios candidatos, pero la última semana los bajó. Dos derrotas ante Atlanta y Cleveland dejan a los Wizards con otro 9-5, aunque en el Este es suficiente para que se ubiquen en el segundo lugar (los Clippers, con idénticos récords, apenas son séptimos en el Oeste). Con el regreso de Bradley Beal y el momento superlativo por el que está pasando John Wall, Washington podría saltar hacia los contendientes en muy poco tiempo.

Wall no anda con chiquitas: actualmente promedia 18.6 puntos, 9.2 asistencias y 4.5 rebotes, instaurándose como uno de los mejores bases de la liga, en una época donde abundan las estrellas en su puesto. El equipo en sí registra el tercer mejor rating asistidor (18.7), el banco de suplentes interviene prósperamente casi siempre y el dúo Nene-Marcin Gortat es cada vez más efectivo 


Atlanta Hawks
En una conferencia que no se caracteriza por franquicias con una marcada identidad de juego, los Hawks podrían llegar a despegarse. Simplemente porque ya saben lo que son y sólo necesitan engranar sus partes para llegar al máximo de su potencial, que por el talento individual no es tan grande como el de clubes como Chicago o Cleveland.

Con tripleros de la calidad de Kyle Korver, Atlanta se especializa en este aspecto del juego, por lo cual su True Shooting Percentage (56.3) es bueno para ser el quinto mejor. La ofensiva en general es el ás de este conjunto -rating ofensivo de 106.3- mientras Mike Budenholzer intenta rearmar su defensa con Al Horford como ancla. 

Miami Heat
Un sólido arranque desde el vestuario, proseguido de una recaída tras la lesión de Dwyane Wade, ha dejado confusos a los fans del Heat. King James se fue, pero el estilo de juego es bastante similar al de las últimas cuatro campañas con LBJ a bordo.

Números que reflejan esta situación: Miami registra el cuarto peor rating rebotero (47.9%, porcentaje de rebotes que un equipo toma luego de un tiro marrado), pero a la vez tiene el cuarto mejor TS% (56.9), lo que quiere decir que Erik Spolestra sigue predicando los intentos de triples desde cualquier lugar posible, así como un sistema defensivo agresivo en las líneas de pase, que los deja expuestos a penetraciones ya que hay menos hombres en la pintura (que a su vez resulta en menos oportunidades para conseguir rebotes).


Sorpresas (buenas y malas):

Sacramento Kings
De la misma manera que en el espacio que le perteneció a Golden State vuelvo a repetir: ya hemos visto en columnas previas el impacto que están teniendo DeMarcus Cousins y Rudy Gay, ambos partícipes de la selección de Estados Unidos campeona en España 2014, en el éxito de los Kings. Pero las individualidades no siempre derivan en un récord positivo. Por ello hay que celebrar aún más la marca de 9-6 que registra Sacramento.

Dos estadísticas que reflejan el buen momento de los dirigidos por Mike Malone: Lideran en rating rebotero (54.9%) y notan uno de los mayores saltos en cuanto a Field Goal Percentage y True Shooting Percentage (de 48.2 a 54.9). Malone ordena correctamente a sus hombres, Darren Collison ha reemplazado sin inconvenientes a Isaiah Thomas, y este grupo de jóvenes talentosos puede llegar a hacer ruido.


Milwakee Bucks
Que levante la mano el que tenía a los Bucks como segundos en la División Central ... ... Sí, el Este no requiere de un soberbio nivel como para ubicarse en puestos de playoffs, pero quien le va a decir eso a la gente de Milwakee. Su club se encuentra 9-7 -cuarto en la conferencia y a medio juego de pasar a los Bulls y liderar su zona- y por primera vez en mucho tiempo el presente es esperanzador.

Parker y Giannis, el futuro de los Bucks

Con la quinta mejor defensa, Jason Kidd prueba y cambia constantemente sus alineaciones, buscando el mejor lugar para Jabari Parker y Giannis Antetokounmpo, sus dos promesas. Jabari, con apenas un mes de carrera como profesional, ya se porta como un veterano y cuenta con todas las chances para ser el Novato del Año. Brandon Knight es otro punto alto, a pesar de que tenga que mejorar su ejecución de bandejas.

Indiana Pacers
Quizá para varios 6-9 no signifique un "buen" comienzo. Pero cuando tuviste el verano que tuvieron los Pacers, cualquier noticia positiva es digna de mencionar. Ojo, con mucha garra y corazón, este equipo logró -en mi opinión- la sorpresa del mes: en Dallas, bajaron a los Mavs por 111 a 100. Además, cuentan con triunfos sobre los Bulls y el Heat.

Se sabía que la ofensiva iba a sufrir -en enormes cantidades-, por lo que no sorprende que Indiana tenga el peor rating de asistencias (tan solo 14.5) junto con una producción de puntos pobre. Pero lo cierto es que los comandados por Frank Vogel disputan cada posesión como si fuese la última, rasguñan cada unidad que pueden encontrar y dejan todo por sus compañeros.

Charlotte Hornets
Se terminaron las sorpresas felices. Se dice que una de las virtudes humanas es reconocer cuando uno se equivoca. Es temprano, pero hasta el momento erré mi percepción de esta franquicia. Pocos imaginaban a los Hornets -que habían alcanzado los playoffs el año anterior y sumaron refuerzos interesantes- en el fondo de la tabla (4-12).

Lance Stephenson no encuentra su lugar y está molesto, mientras que los mas chicos como Cody Zeller y Noah Vonleh ven cada vez menos minutos. En ataque dependen demasiado de (l) (enorme) Al Jefferson y su rating defensivo -105.5, vigésimo segundo en la liga- está lejos de lo que se creía que podía ser.


Detroit Pistons
Uf, lo que deben ser las prácticas de Stan Van Gundy, gritándole a sus jugadores. Es que los Pistons, que una vez más fueron perfilados como posible equipo sorpresa, lo son pero por el mal sentido de la palabra. 3-12 en el Este, ante últimos en su conferencia (sólo los "superan" los Sixers), y aún no hay un claro camino hacia la recuperación.

Miralo al pobre SVG

De todos los números para criticar -y eso que hay varios, como el segundo peor rating de pérdidas o la tercer peor ofensiva- hay uno que resalta más que los demás. En un plantel que presenta tres grandes reboteros como Josh Smith, Greg Monroe y Andre Drummond, como es posible que Detroit este en el puesto 15 del rating reboteador?

Vale la pena observarlos:

Phoenix Suns
Por el momento, Phoenix se ubica octavo en su conferencia. Con una marca de 10-6 luego de unas primeras semanas no muy prometedoras, el trayecto hacia la pos temporada vuelve a encauzarse. Las estadísticas muestran que los Suns cumplen con su labor en casi todas las categorías importantes, pero aún así algo no termina de cuajar dentro de este plantel. 

La adquisición de Isaiah Thomas ha resultado en maravillas para la producción de la banca, pero al mismo tiempo le ha quitado minutos (y la química que tenían) Eric Bledsoe y Goran Dragic. Los gemelos Morris siempre brindan entusiasmo y el show de volcadas de Gerald Green es, sencillamente, imperdible. Siguen estando en la cima de los League Pass Teams. 

Utah Jazz
Cada vez que juegan en el EnergySolutionsArena de Salt Lake City el espectáculo esta garantizado. No sólo por haber producido momentos como el triple de Gordon Hayward contra la chicharra para ganarle a los Cavaliers, sino porque los fans de Utah aportan una cantidad de emoción capaz de tornar un match aburrido en un partido de playoff.

Quinn Snyder, entrenador novato, parece haber encontrado sus rotaciones, y tanto Hayward como Derrick Favors se perfilan como sólidas piezas para construir un futuro esperanzador. Pero mientras tanto, en el tan complicado Oeste, el Jazz seguirá perdiendo más de lo que gana. Otro punto a favor: en lo que va de la campaña, Dante Exum ha mostrado flashes de poder competir sin problemas ante el altísimo y exigente nivel de la NBA.

New Orleans Pelicans
Anthony Davis. Listo? Debería ser más que suficiente para prender el canal cada vez que este jugando el "The Brow" (el uniceja, que rápidamente necesita un mejor apodo). Que se puede decir de un tipo que tiene números que lo dejan segundo en puntos, sexto en rebotes, primero en tapas y cuarto en robos (cuarto en robos por dios, para un ala-pivot!). Ya es uno de los mejores pivotes de la liga, y está en camino a convertirse en uno de los mejores jugadores -excluyendo el tipo de posición- del mundo.

El resto del equipo a veces lo acompaña, pero pobres ejecuciones en ofensiva -sobre todo en los minutos finales- no le permiten a los Pelicans subir de nivel. Ahora, con Eric Gordon lesionado, quizás Monty Williams por fin le entregue la pelota a Davis en la mayor cantidad de posesiones posible.

Orlando Magic
Aunque hayan sido apenas un par de días, hubo un período de tiempo durante el cual el dúo Elfrid Payton-Aaron Gordon pintaba para cosas importantes. Ahora, tras el regreso de Victor Oladipo -quitándole la titularidad a Payton-  y la lesión en el pie de Gordon, ambos novatos pierden peso dentro de la organización. Igual que casi todo el resto del Este, el Magic sigue cerca de los puestos relevantes, aunque poco se debe al mérito propio.

Con una de las peores ofensivas de la liga, Jacque Vaugh continúa bajo la lupa. Ojo: esto no significa que no haya puntos altos. Luego de firmar su extensión, Nikola Vucevic no descansó en sus laureles y promedia un doble doble (18.8 puntos y 12.2 rebotes, segunda mejor marca detrás de DeMarcus Cousins).

Denver Nuggets
Después de un arranque horrorífico, los Nuggets han amasado una interesante cantidad de victorias para volver a estar cerca del .500 (récord igualado en victorias y derrotas). Brian Shaw, objeto de crítica desde que asumió como director técnico, aún cuenta con chances de revertir su imagen.

Lawson, organizador de juego
en Denver

De a poco, Danilo Gallinari va agarrando ritmo, Ty Lawson acrecienta su estatus como base "top" y Kenneth Faried ataca rebote ofensivo tras rebote ofensivo.
Probablemente no sea suficiente para clasificar en el Oeste, pero al menos Denver se ha vuelto a establecer como un conjunto capaz de competir contra cualquier rival. 

Boston Celtics
Otra lesión a un novato -en este caso Marcus Smart- resultó en un golpe durísimo para las aspiraciones tanto de la franquicia como de los hinchas de Boston. El base había podido demostrar, en una muestra pequeña claro, todo su potencial, especialmente en el sector defensivo. Aún sin él, los Celtics han puesto en cancha un producto entretenido. Actualmente poseen el segundo mejor rating de asistencias (18.9), gracias en gran parte al nivel de Rajon Rondo.

Paso a paso, Brad Stevens se va convirtiendo en uno de los jóvenes entrenadores a seguir de cerca. Su evolución desde el banquillo, junto con la química entre Rondo y Smart cuando éste vuelva, representan los mayores atractivos de cara al futuro inmediato.

Brooklyn Nets
Al igual que Phoenix, los Nets también se ubican octavos dentro de su conferencia. Claro que el Este se trata de un terreno mucho más llevadero, en donde 6-8 te ubican en playoffs. En esta situación, las estadísticas reflejan a la perfección la imagen de este club: mitad de tabla. En todas las categorías relevantes, Brooklyn hace su tarea a medias.

Si bien es relativamente temprano, sorprende ver que, en un plantel que cuenta con Kevin Garnett y que es dirigido por Lionel Hollins, no se advierta un mayor sentido de compromiso. Un poco del Deron Williams al que nos acostumbramos a ver en Utah, los tiros externos de Mirza Teletovic y la promesa de Bojan Bogdanovic es el menú que sugiere este equipo.

Minnesota Timberwolves
Con el segundo peor rating defensivo y el octavo peor rating ofensivo, no hay muchos motivos de celebracion en Minnesota. Andrew Wiggins va calibrando motores y empieza a meterse en la discusión por el Novato del Año. 

De a poco, Wiggins se establece como
la promesa que es

Su faceta en defensa siempre estuvo latente, pero lo que más sorprende es su agresividad para atacar el canasto, así como su capacidad para encestar tiros externos a un ritmo superior del que se esperaba. No caben dudas de que Wiggins ES la atracción de los Timberwolves, mucho más ahora que han perdido a Ricky Rubio por algunos meses. Nada que una competencia diaria de volcadas entre Zach LaVine y la primera selección del Draft no pueda resolver.

Sálvese quien pueda!

New York Knicks
Para ser justos con los Knickerbockers hay que decir que registran triunfos ante Cleveland (muy bien), Denver (bien), Charlotte (meh) yyy Philly (...). El resto han sido 12 derrotas para un equipo que no luce nada bien. Las claves del triángulo ofensivo impuesto por Derek Fisher no fueron captadas rápidamente, y encima ahora Carmelo Anthony anda con problemas en su espalda. 

Definitivamente no son comparables con los Sixers, y personalmente creo que pueden ser más que los Lakers, pero hay muy poca expectativa en la Gran Manzana, en donde todos esperan el All-Star Game para relajarse. Una buena para los argentinos: síganlo a Pablo Prigioni, que está teniendo una gran temporada.  

Los Ángeles Lakers
De igual manera que con los Knicks, tranquilamente podría haber puesto a LAL en la categoría anterior. Es que el show unipersonal de Kobe Bryant, tomando mal tiro después de un tiro peor, es una película de comedia y de terror a la vez. Es cierto, Kobe lidera la liga en puntos por partido (con 26.4), pero lo hace tirando 38% de campo y 28.6 de triples (sí, leíste bien). 

Kobe tirando, imagen
repetida de LAL

Ni que hablar de la defensa colectiva, por lejos la peor en todas las categorías (113.7 en rating defensivo, casi tres puntos peor que su "escolta"). A pesar de que el coach Byron Scott supuestamente "pregono" el esfuerzo, ningún jugador parece estar dispuesto a sacrificarse, salvo que sea para intentar otro tiro de media distancia. La alarma está prendida y estamos todos atentos para cuando Bryant pierda la cabeza luego de otra derrota por 30 puntos. Va a pasar. Tiene que pasar. Y será oro televisivo.

Philadelphia 76ers
Ugh. Encima que llegó cansado al final de esta columna me obligo a escribir unas líneas sobre los 76ers?. Voy a tomar el camino de la honestidad: para esta temporada decidí confeccionar una lista de todos los partidos que veo, en la cual marco entre paréntesis (obvio, mi signo de puntuación favorito) si miré dicho encuentro por completo o por pedazos. 

La única vez que me senté de principio a fin a ver a los Sixers fue cuando jugaron contra San Antonio, pero no se necesita demasiada sabiduría para descifrar que Henry Sims y Tony Wroten no serían titulares en ninguna de las otras 29 franquicias. La cosa está 0-15 y, con un fixture complicado en lo inmediato, no se sabe cuando Philadelphia logrará ganar. Ahí está, sabía que algo para ver siempre hay.