13 dic. 2014

Davis, Leonard y Wall encabezan el Equipo Menor de 25 años


La edad sirve en distintos aspectos de la vida como un señalador: diferencia generaciones, crea costumbres y cotidianidades para cada una de ellas y ayuda a establecer un antes y un después en las prioridades de cada individuo. 

En el ámbito deportivo, la edad es un arma de doble filo. Cuando un deportista se inmersa en su carrera (generalmente) lo hace como un adolescente/joven adulto, con mucho que mejorar pero lleno de promesa y talento a futuro. Cuando éste se encuentra en sus últimos años -o bien cuando ya han transcurrido varios años desde su debut- poco a poco empieza a escuchar la típica frase "´Padre Tiempo´marcha invicto" (Father Time is undefeated), que refiere a como el paso del tiempo representa el inevitable final de la vida profesional del deportista.

Dependiendo de la disciplina sobre la cual se trate, las edades conllevan distintas nociones. El perfecto ejemplo de esto se da en el golf, donde Phil Mickelson fue campeón del British Open -uno de los cuatro torneos de mayor relevancia- con 43 años y Fred Couples (de 55) estuvo cerca en los últimos dos Másters de Augusta. Como contracara se puede nombrar al tenis de la actualidad, tan sorprendido con el renacer de un suizo de 33 años, cuasi retirado en los ojos de la prensa.

Roger Federer, flamante campeón
de Copa Davis

Dentro del espectro NBA, uno de los objetivos esenciales para el éxito de cualquier franquicia es dar con ese diamante en bruto. Esa futura superestrella, que logrará que otros quieran venir a jugar con él y llevará a todos a la tierra prometida. La barrera de los 30 funciona como la principal separación entre la madurez y la vejez, por lo cual los GM´s (General Managers) se desviven por adquirir piezas jóvenes.

El siguiente sería el equipo ideal para cualquier dueño que quiera disfrutar de una próspera década de básquetbol, siempre y cuando tenga los bolsillos para pagarles a todos.


Base: Siempre hay que empezar por el principio. Por el director de orquesta, el encargado de que todos estén contentos y tengan contacto con el balón. No caben dudas de que esta es la posición elite en la actualidad de la liga. Nombres como Westbrook, Paul, Parker, Curry, Rondo, Rose, Lowry y Conley representan hombres de extremo talento, siendo cada uno de ellos especial en cuanto a sus habilidades particulares. 


También hay que denotar la clara diferenciación entre los "tipos" de base que tenemos hoy en día: Por un lado están los bases que funcionan como principales anotadores en sus equipos (Westbrook, Parker o Lowry), mientras que por el otro se encuentran los bases más a la antigua, quienes primero piensan en asistir y luego en buscar sus propios números.

Teniendo en cuenta esta distinción, creo que de tener la elección lo más conveniente sería buscar un jugador de la segunda clase. Si bien John Wall tiene 24 años (ya cerca del límite auto-impuesto de esta columna), sus cualidades lo ponen por encima del resto de las opciones. El líder de Washington, seleccionado al All-Star Game por primera vez en la temporada pasada, viene de guiar a los Wizards a una Semifinal de Conferencia -donde fueron eliminados por Indiana Pacers- y actualmente mantiene al equipo de la capital de los Estados Unidos con el segundo mejor récord en el Este, tan sólo medio juego atrás de Toronto Raptors.

Además de sus asistencias, Wall
 recopila 17.8 puntos y 4.7 rebotes por partido

El juego del graduado de la Universidad de Kentucky ha crecido enormemente en los últimos dos años. Siempre fue un defensor más que apto, sobre todo en el marcaje uno a uno, pero hasta hace poco no se podía percibir si tenía las suficientes armas de ataque como para convertirse en un base de elite. La primera selección del Draft de 2010 mejoró continuamente su tiro externo -casi nulo en su campaña de novato- hasta llegar a un porcentaje respetable (44%) en lo que va de 2014/15. La cualidad que pone a Wall por sobre los demás es su buena tendencia a asistir a sus compañeros: sus 10.5 asistencias por partido representan la segunda mejor marca de toda la liga.

Como segunda y tercera opción me fui completamente para el primero de los sectores mencionados. Damian Lillard, también de 24 años de edad, ha sido uno de los jugadores más clutch (término utilizado para los que aparecen en los momentos de mayor presión) desde que entró a la liga en 2012. Lo mismo se podría decir de Kyrie Irving (22), último Jugador Más Valioso del All-Star Game y del Mundial de España. Ambos bases son electrizantes e imparables en ofensiva, pero deberán aumentar su intensidad del otro lado de la cancha para llegar a competir con los mejores.


Escolta: En completo contraste con lo remarcado sobre la posición anterior, el puesto de escolta es el que presenta menos variantes a la hora de elegir a la creme de la creme. Lo que se busca para este lugar en un prototipo es un hombre que tenga un excelente rango de tiro, que pueda moverse sin la pelota para crear espacios y que -si se puede- aporte adecuadamente al sistema defensivo.


Entonces, porque cumple a la perfección con todas estas características, la obvia elección es Klay Thompson. La segunda mitad de los "Splash Brothers" será el primero de este conjunto ideal en alcanzar los 25 años (lo hará el ocho de febrero de 2015) pero por ahora entra perfectamente en esta categoría. 

El hijo del gran Mychal Thompson continua mejorando
con el paso del tiempo

Pedíamos buen tiro externo? Bueno, que tal te viene 41.2% desde la línea de triples en su carrera (43.1% esta temporada, lejos su mejor). Pedíamos habilidad para acumular puntos bajo cualquier punto? Bueno, que tal te viene 21.2 tantos por encuentro, compartiendo el decimotercer puesto en la NBA. Y, como bonus extra, pedíamos aporte en defensa? 

Bueno, que tal te viene un rating defensivo individual de 89.1 (la estadística marca la cantidad de puntos en 100 posesiones que el equipo permite cuando el jugador en cuestión está en la cancha), un número que -si se leer bien las estadísticas de nba.com- no es superado por ningún otro jugador que dispute minutos significantes, o por lo menos definitivamente mejor que el de Dwight Howard, Andrew Bogut o Tim Duncan.

Cómo escolta suplente la decisión tampoco fue demasiado complicada. Es que Bradley Beal, quien milita en los Wizards junto a Wall, se halla encaminado a convertirse en el mismo tipo de talento que Thompson. La principal diferencia entre ambos es que Beal apenas tiene 21 años, con lo cual dispone de tiempo necesario para madurar, tanto en sus rotaciones defensivas como en su manejo del balón (promedia 2.4 pérdidas por partido).


Alero: Parece un sube y baja, pero no es nada más que la realidad. Si los bases llevan la mayor CANTIDAD de talento y los escoltas la menor, entonces los aleros presenta la mayor CALIDAD de talento en toda la liga. Sólo hace falta mencionar el hecho de que los dos basquetbolistas más reconocidos en todo el mundo juegan en este puesto (LeBron James y Kevin Durant) para verificar dicha afirmación. También al igual que en los bases, aquí podremos encontrar características y roles distintos, aunque sin una distinción tan marcada como en la previa.


Pasó hace apenas seis meses, aunque ya parezca una eternidad. Allí estaba Kawhi Leonard, por ese entonces con 22 pirulos (ahora con 23), alzando el trofeo Bill Russell para el Jugador Más Valioso de las Finals. Leonard demostró un nivel sensacional, especialmente durante los últimos tres encuentros, en los cuales anuló a LeBron y aportó lo suyo en ataque. 


Kawhi, quitándole la pelota a James en las Finals

Constantemente mejorando todos los aspectos de su juego, el alero de San Antonio Spurs ha mejorado en las tres categorías más importantes (puntos, rebotes y asistencias) en cada una de sus cuatro temporadas. Sin embargo, su cualidad más loable es su defensa. No por nada lo apodan "la Garra": sus 2 robos por juego representan la quinta mejor marca en la liga, y su rating defensivo individual (94.5) también se ve entre los de arriba.

La realidad es que Paul George podría haber ocupado el lugar de titular. De no ser por una fractura expuesta que sufrió el miembro de Indiana Pacers este verano -en competencia internacional con el seleccionado norteamericano-, George (24) estaría luciéndose a la par de las estrellas mencionadas en su posición. Probablemente no vuelva a ver acción hasta el arranque de la 2015/16, pero aún así seguirá siendo una de las mayores atracciones para cualquier GM.

Ala-Pivot: Si bien hasta ahora siento que las elecciones realizadas son las correctas, no vinieron sin su debate previo. En este caso, puedo tranquilamente expresar que no hay argumentos, pensamientos o razonamientos lógicos que sean válidos, siempre y cuando éstos no digan que Anthony Davis es el hombre indicado para ocupar esta posición.



El ala-pivot de New Orleans Pelicans no se queda en la dicotomía entre ofensiva y defensa, sino que llena su planilla de números por todos lados: 2.7 tapas (1ero), 1.9 robos (5to, igualado con Chris Paul), 24.3 puntos (4to) y 10.2 rebotes (onceavo, todas las estadísticas son por partido y los puestos sobre todos los jugadores de la NBA).

Y TAN SÓLO TIENE 21 AÑOS!

Para algunos, Davis ya es el mejor en su puesto. Otros todavía lo ubican en el mismo eslabón que Blake Griffin, Kevin Love y LaMarcus Aldrige. No viene al caso: la cuestión es que el "Uniceja" está llamado a ser la próxima cara de la liga, lugar por el cual peleará palmo a palmo con Durant una vez que LeBron se retire.

Como el suplente en esta situación no va a ver muchos minutos, vamos a optar por un as bajo la manga. Si de juventud se trata, pocos le ganan a Giannis Antetokounmpo, el polifuncional hombre de Milwakee Bucks. Hace apenas una semana que el griego cumplió su segunda década en este planeta, y en su segundo año en el mejor básquetbol del mundo ha mejorado dramáticamente. Su longitud y altura le dan la chance de moverse por todos los espacios del parquet, y su talento nato permite imaginarlo como un futuro candidato al All-Star Game.

Pivot: El puesto que durante mucho tiempo fue considerado como absolutamente necesario para construir una franquicia productiva hoy ha visto un declive en su cantidad como su calidad. Lo que no significa que no hayan grandes promesas -junto con interesantes realidades- que merecen ser mencionadas.



Una de estas realidades se llama DeMarcus Cousins. Otro que también raspa el límite de edad (24), "Boogie" parece haber dado vuelta la parte mental de su juego -la cual le impedía alcanzar todo su potencial- y actualmente terroriza a quien se anime a ponerse en su camino entre él y el canasto. El líder de Sacramento Kings promedia 23.5 tantos por encuentro y por primera vez en su carrera ha superado la barrera del 80% en tiros libres (80.6%).

Desde su gran actuación en España, Cousins no ha mirado
atrás

Ofensivamente ya es casi una obviedad proclamar que Cousins es el grandote con más movimientos en el poste bajo, y pensando de cara al futuro, hasta podría llegar a convertirse en un protector del aro cercano al nivel de Davis.

Los últimos dos pivots que terminan de redondear la docena de jugadores seleccionados (el máximo permitido para un partido, si bien los planteles están formados por 15) son Andre Drummond y Jonas Valanciunas. El primero, flamante campeón mundial y miembro de Detroit Pistons, apenas ha visto 21 abriles y ya ostenta una de las mejores habilidades reboteras (11.9 por juego, cuarto en la liga) junto con una presencia defensiva temerosa. 


El vacío que deja en la línea de los libres -donde promedia un horrendo 48.2%- debe ser mejorado. Por su parte, el lituano Valanciunas (22 años) cumple con su rol de ancla en el medio para Toronto Raptors, líderes del Este. Si bien su juego ofensivo es más refinado que el de Drummond, también tendrá que aprender a postearse de maneras más efectivas.

Entrenadores: Como entrenador principal, nada mejor que un joven bicampeón: Erik Spolestra (44). Como asistente ofensivo, el nuevo comandante de los "Spurs del Este" y la mano derecha de Gregg Popovich por más de 15 años: Mike Budenholzer (42). Y como asistente defensivo, el entrenador más joven -y prometedor- de la liga: Brad Stevens (38).


Dueño: Robert Pera (actual dueño de Memphis Grizzlies), con apenas 36 años de edad.