28 dic. 2014

10 cosas que pueden (o no) pasar de acá hasta el All-Star Game


Tomando prestada una frase que un amigo tomó prestada de otro amigo mío, puedo decir que irme de viaje me genera un "licuado de sensaciones". Por suerte, la mayoría de ellas son positivas, mientras que las negativas son pura y exclusivamente motivo de mis tantas irracionalidades. Igual, como estos primeros renglones no tienen mucho que ver con lo que sigue -creo que nada más necesitaba repetírmelo una vez más- pasemos a lo que nos compete.

Quizás una de las pocas tristezas (suena demasiado feo y/o trágico cuando no lo es en absoluto, pero por el momento no se me ocurre ninguna otra palabra) de mi viaje será no poder mantenerme al tanto de la actualidad del mundo NBA, actividad crucial para alguien quien dice ser un arduo seguidor de la liga y ha confeccionado un blog que depende de la misma.

Pero esta será la realidad a la cual me deberé enfrentar por los próximos 50 días, y para intentar darle un giro "entretenido" a la situación se me ocurrió este experimento: en el espectro de los deportes se escucha rutinariamente la frase "con el diario del lunes", la cual refiere a la cierta facilidad que otorga escribir sobre algo que ya ha sucedido. 

Dejando los debates sobre moralidad a un costado -se podrán debatir en cualquier otro momento- en esta corta columna nombraré diez hechos o predicciones (obviamente utilizando lo que ya se ha jugado de la temporada junto con otros factores) que, según mi estimación, pueden llegar a cumplirse cuando ingresemos a la semana de descanso por el All-Star Game (del 12 al 19 de febrero no habrán partidos). Recuerden que todo lo dicho será HASTA el descanso, no para los meses de marzo, abril y los playoffs.

1) Chicago Bulls ostentará el mejor récord en el Este (y en toda la liga). Después de un nuevo arranque tormentoso para Derrick Rose, el base y líder de este equipo para estar encontrando una cierta regularidad dentro de la cancha. Si bien es cierto que sigue sin disputar el 100% de los encuentros, la esperanza de que los demonios de lesiones pasadas se vayan evaporando le permite soñar a los Bulls. Jimmy Butler ha sido nada menos que una máquina de anotar y defender y anotar y anotar un poco más casi desde que se jugó la primera posesión del año. Pau Gasol y Joakim Noah (otro que deberá sanar sus dolores) se van entendiendo poco a poco, y el serbio/español Nikola Mirotic es el novato más atrapante en la liga. Resumiendo, creo que este plantel es el más completo por lejos, y no me sorprendería que Chicago terminase en el primer puesto del Este.

2) Golden State Warriors no será el 1º en el Oeste. La situación de salud que concierne a Andrew Bogut es preocupante. El excelente pivot australiano no parece poder encadenar aunque sea una campaña sin perder ritmo de juego por lesiones, y su presencia en el campo es vital para las chances de los dirigidos por Steve Kerr. Sumado a esto tendremos los probables auges de Houston Rockets y Dallas Mavericks, una vez que Josh Smith y Rajon Rondo puedan incorporarse de la mejor manera a los sistemas de sus técnicos. Memphis Grizzlies, Los Àngeles Clippers y un durísimo Oeste acechan a Golden State constantemente, pero hay una franquicia en particular que tomará su puesto...

3) Portland Trail Blazers tendrá la pole position en esta conferencia. Después de ver a Damian Lillard y companía aniquilar a mis Spurs en triple tiempo extra y de haberlos seguido de cerca durante todo el año los Blazers le ganaron a las dudas que tenía sobre ellos. No podía encontrar el motivo exacto (quizás porque fueron una de las dos series -sobre 15 en total- que erré en mis predicciones de playoffs 2014), pero el dúo de LaMarcus Aldrige y Lillard es realmente imparable. Aún con Robin Lopez de baja por algunos juegos, este conjunto se conoce a la perfección y tiene lo que se necesita para resurgir como uno de los máximos candidatos.

4) Kyle Korver mantendrá su ritmo y será seleccionado al All-Star Game. La consistencia del escolta de Atlanta Hawks en cuanto a su tiro externo es digna de la admiración de cualquier amante del deporte en sí. Korver promedia 51.5% en triples, y su True Shooting Percentage (una estadística de avanzada que incluye triples y tiros libres, lo cual la distingue del porcentaje de campo general) es de 71.3%. Ambas son marcas astronómicas, y la diferencia en el juego de los Hawks es lo suficientemente notoria cuando Korver se sienta que los entrenadores deberían elogiarlo con este premio.

5) Hablando del tema: un año después de mandar a tres miembros al All-Star Game, Miami no poseerá ningún representante. Por el momento, la votación de los fans indica que Dwyane Wade ocupará un puesto en el quinteto titular, pero la brecha es corta entre el escolta del Heat y Kyrie Irving, base de Cleveland Cavaliers. La tendencia de Wade a perderse partidos, sumado a un pobre récord en Miami le quitará este privilegio, mientras que el soberbio arranque de Chris Bosh fue opacado (también) por lesiones.

6) El Este seguirá siendo un desastre, pero las dos peores franquicias residirán en el Oeste. Más que otra cosa, éste es un voto de confianza hacia Stan Van Gundy, Derek Fisher y Brett Brown. Respectivamente, éstos son los entrenadores de Detroit Pistons, New York Knicks y Philadelphia 76ers. Veo a los tres demostrando un mayor esfuerzo y energía que Los Àngeles Lakers y Minnesota Timberwolves, que hoy están por encima de ellos en el total de victorias y derrotas.

7) Después del cambio Irving por Wade, los conjuntos del Juego de las Estrellas estarán compuestos por: (imaginando que las alineaciones titulares se mantienen iguales, con excepción del cambio mencionado). Este: Derrick Rose, Kyle Lowry, Jimmy Butler, Jeff Teague, Kevin Love, Al Horford y Marcin Gortat. Oeste: Tim Duncan, LaMarcus Aldrige, Kevin Durant, Dwight Howard, James Harden, Russell Westbrook, Chris Paul. Sí, yo tampoco puedo creer que Lillard, Klay Thompson y DeMarcus Cousins no estén en la lista pero esto es lo que refleja la enorme gigantesca y cuasi grotesca diferencia de talento entre las conferencias.

8) Los Spurs relativamente saludables= 17-5, los Spurs igual que ahora= 13-9. 22 encuentros, empezando mañana en un durísimo test ante Houston, serán disputados por San Antonio hasta el corte. El principal problema del primer tercio de su temporada ha sido la superposición de lesiones a distintos miembros del equipo. Cuando no es Kawhi Leonard, es Tony Parker, o es Duncan y Ginóbili para descansar, o es Matt Bonner y Boris Diaw por resfríos, etc. Si Gregg Popovich puede disponer de su plantilla y empezar a establecer algún tipo de rotación, los Spurs podrán volver a la normalidad. Sino, habrá que preocuparse.

9) Oklahoma City estará cómodamente en un puesto de playoffs. Con o sin -preferiblemente con- un Durant al ciento por ciento de sus habilidades, OKC rebasará a New Orleans Pelicans y Phoenix Suns, estableciendo a los mismos ocho equipos que clasificaron a la pos temporada un año atrás.

10) LeBron James por fin participará del Dunk Contest, los Kings probarán defender cuatro contra cinco, Kobe Bryant intentará 50 tiros de campo en un mismo partido y Manu Ginóbili será elegido como el MVP del All-Star Game. Bueno, había que dejar una para los deseos, no?