13 abr. 2015

Bienvenidos a la entrega de premios NBA, edición 2014/15


La realidad es que tenía aproximadamente diez formas de arrancar esta columna con una pizca de "humor" (las comillas van porque claramente todas mis ideas son solamente graciosas en mi cabeza), pero después de tomar en cuenta factores como mi ya mencionada dificultad para hacer reír a los demás, mi -no mencionada pero si ya conocés este blog seguro te habrás dado cuenta- incapacidad para resumir y la cantidad de datos estadísticos que deben acompañar una nota de este estilo, decidí cortar por lo sano.

No miento con que me es imposible resumir eh, todo ese párrafo es una sola oración. Mamita...

Antes de comenzar, una noción para tener en cuenta: dado que este no es un ballot (la traducción que más se le aproxima sería una combinación entre "papeleta", "boleta" que se utiliza para votar) oficial, no incluiré absolutamente todas las categorías que tendría uno de ellos. Ojalá algún día me vea obligado a hacerlo.

Vayamos entonces a lo importante. Acá están, estos son, mis elecciones para los premios individuales de la temporada regular de la NBA (estadísticas utilizadas fueron extraídas de http://stats.nba.com/?ls=nbacom y http://www.basketball-reference.com/):

Rookie Of the Year (ROY)

1- Andrew Wiggins
2- Nikola Mirotic
3- Elfrid Payton
4- Nerlens Noel
5- Marcus Smart

La joven promesa de Andrew Wiggins
Lo que a mitad de temporada parecía una obviedad terminó siendo mucho más competitivo. Wiggins tuvo un año difícil casi desde el momento en el que fue drafteado número 1 por Cleveland Cavaliers. A pesar de ser canjeado a Minnesota Timberwolves antes de jugar un segundo de básquet en la NBA, el joven de apenas 20 años se manejó con total profesionalismo durante toda la situación. Una vez comenzada la temporada, el canadiense mantuvo su perfil sereno fuera del parquet, aunque dentro de él empezó a aterrorizar rivales con su tremenda capacidad atlética.

Fue Novato del Mes en noviembre, diciembre, enero y febrero, cargando en sus hombros a uno de los peores equipos del año. Hasta el momento participó de los 80 juegos de la temporada y lidera la tabla de Minutos Totales (2887, más de 36 por partido). Sus números defensivos no son buenos, aunque esto está más relacionado al bajo nivel de los Wolves como conjunto. Individualmente, demostró que tiene potencial para ser uno de los mejores defensores en el perímetro, apagando a estrellas como James Harden, LeBron James y otros.

Los tres siguientes nombres disfrutaron de una segunda mitad de temporada prometedora, y seguramente harán dudar a algún votante. Lo de Mirotic fue especialmente sorprendente, ya que logró obtener un rol importante dentro de la rotación de Tom Thibodeau, que no suele usar demasiado a sus novatos. El montenegrino nacionalizado español venía con experiencia en la segunda liga más competitiva del mundo (cuatro años con Real Madrid en la ACB), pero aún así pocos esperaban que tuviese este impacto. 

Mirotic es el novato con el MEJOR Rating Ofensivo (puntos por 100 posesiones que anota el equipo cuando el jugador está en cancha) y el segundo mejor Rating Defensivo (puntos por 100 posesiones que recibe el equipo cuando el jugador está en cancha).

En una era donde el término "base" se dividió en bases que priorizan sus números y bases tradicionales, Payton lleva la bandera de el segundo grupo. Con 6.5 asistencias y 1.7 robos por partido, el organizador de juego de Orlando Magic se ubica 14 en ambas listas (en toda la liga, no sólo novatos, aclaro).

Su tiro externo es claramente el área que deberá mejorar (42.7% de campo y apenas 26.8% en triples), pero junto a Victor Oladipo pueden conformar uno de los dúos de guardias más interesantes de los próximos años. Y, mientras siga con ese pelo, todos vamos a querer lo mejor para él. Quizá una de las mayores sorpresas con las que me encontré cuando realizaba la búsqueda de todas las estadísticas que leyeron y que van a leer ocurrió mirando a Noel. El pivot de Philadelphia 76ers está 9no en Robos por Encuentro y es el único "big" en el top 20. 

Además, es 7mo en Tapas (1.9), octavo en Rating Defensivo (99.2, también aclaro en toda la NBA) y cuarto en Defensive Box Plus/Minus (primera estadística IMPOSIBLE de entender: indica un estimativo de los puntos "defensivos" en los que contribuyó el jugador comparado con los números de un jugador promedio en un equipo promedio. Cuando digo promedio es la mitad, la media de la liga. Nada, es un numerito que te dice que el tipo defiende bien).

Para cerrar elegí a Smart, base de Boston Celtics, para marcar una tendencia de esta columna: cuando hayan dudas, siempre priorizaré la posición del equipo. Por ello, que los Celtics por ahora ingresen a los playoffs y que Utah Jazz o Denver Nuggets los miren desde afuera le da la ventaja a la sexta selección del Draft por sobre Dante Exum, Rodney Hood y Jusuf Nurkic.

Most Improved Player (MIP)

1- Jimmy Butler
2- Draymond Green
3- Rudy Gobert
4- Klay Thompson
5- Hassan Whiteside

Siempre es el premio más que genera más polémica, dado que no existe un criterio firme sobre el cual comparar. ¿Quién es más digno de recibir el MIP: un jugador de rol que se convierte en titular, un titular que se convierte en estrella o un All-Star que se convierte en megaestrella?

Butler emergió como una
figura estelar

Siguiendo mi propia lógica, no creo que elecciones de la alta Lotería (primeras 10 picks del Draft) deban ser consideradas hasta que transcurran varias campañas. Es por ello que Anthony Davis, que ha mejorado enormemente, no está en este ballot. Distinto es el caso de Butler, elegido al final de la primera ronda en 2011. El escolta de Chicago Bulls ya era reconocido por su proeza en la marca, y en 2015 redobló la apuesta al promediar 20 puntos por partido (15vo en la liga). 

Además, vio mejoras en categorías como rebotes, asistencias, porcentaje de campo y de triples, lo que le dio un Player Estimate Rating (PER) de 21.2 (segunda de las INENTENDIBLES: el PER es el resultado de la acumulación de todo lo positivo que realiza un jugador menos la acumulación de todo lo negativo -tiros libres errados, pérdidas, etc- tomando en cuenta que el promedio de la liga es 15.00)

Le damos inicio a la extensa fila de miembros de Golden State Warriors, que irán apareciendo a lo largo de esta columna. En 2014/15, Green siguió sorprendiendo a todos menos para él. La lesión de David Lee en el mes de octubre le permitió a la segunda selección del Draft de 2012 comenzar la temporada en el quinteto titular. Su nivel fue tal que aún cuando Lee estuvo listo para retornar, el director técnico Steve Kerr decidió mantenerlo.

Si se miran las marcas más "normales", como puntos, rebotes o porcentaje de campo, el incremento de Green es apenas parcial (13.4 ppg en vez de 10.2 y 9.4 rpg en vez de 8.2, por nombrar dos ejemplos). Sin embargo, aquí es donde las analytics valen la pena, pues demuestran el valor real que tiene el ala-pivot dentro del plantel.

Apareció casi de la nada y hoy se asemeja a un monstruo de 2,15 metros de altura, listo para comerte vivo. Hablamos, claro está, del francés Gobert. Luego del descanso post All-Star, el pivot de los Jazz se convirtió en una máquina de bloquear tiros y acumular rebotes (3ero y 14vo en la liga, respectivamente). El salto de Thompson es uno de los mencionados arriba, pero aún así merece estar en este ballot. El escolta de los Warriors (ya van dos) pasó de ser un titular con promesa a un verdadero All-Star. Si te queda alguna duda sobre el talento del hijo de Mychal, mira lo que le hizo a los pobres Sacramento Kings en un sólo cuarto.


Para el cierre, el más polémico. Whiteside apenas contaba con 19 participaciones en una cancha de NBA y las mismas habían ocurrido hace más de dos años. Por ello, decir que "mejoró" es un tanto absurdo. El pivot de Miami Heat tiene potencial para dominar su posición, aunque deberá controlar su temperamento. Igual, poco se puede argumentar con alguien que promedio un doble doble (11.5 puntos y 10 rebotes) y 2.5 tapas por partido.

Coach Of the Year (COY)

1- Steve Kerr
2- Mike Budenholzer
3- Gregg Popovich
4- Brad Stevens
5- Jason Kidd

Como estoy disfrutando de escribir esta sección. No hace falta ser un genio de las matemáticas para darse cuenta que técnicos hicieron un buen trabajo. La fila de Golden State continúa con Kerr, el claro ganador de este premio. Basta con mirar el récord de sus dirigidos (65-15 a falta de dos juegos) para entender que estamos en presencia de una temporada regular histórica. Claro que el entrenador novato cuenta con un dúo de asistentes de primerísimo nivel, como lo son Alvin Gentry -coordinador ofensivo- y Ron Adams -gurú de la defensa- pero no es excusa para negar todos los aciertos del ex campeón con San Antonio Spurs y los Bulls.

"Bud" tuvo doble trabajo


Hablando de los Spurs, llegamos a Budenholzer. Mano derecha en la franquicia de Texas durante más de quince abriles, "Bud" tomó las riendas de Atlanta Hawks en 2013/14 y rápidamente consiguió resultados. Para este año, su responsabilidad creció luego de la salida temporaria de Danny Ferry, el General Mánager de los Hawks. Budenholzer se encargó de ambos roles, logró establecer el sistema de San Antonio en la conferencia Este y se llevó la primera ubicación en dicha conferencia con una marca espectacular (60-20 por ahora).

Hablando de los Spurs ... Popovich. Hace falta decir algo más? De nuevo tiene a los actuales campeones exponiendo un nivel de juego sensacional. Tuvo a varios de sus hombres lesionados durante la primera mitad, pero desde fines de febrero que San Antonio ha dominado la NBA y nadie se los quiere cruzar en la pos temporada. Ah, por si se olvidaban: 18 años consecutivos ingresando en los playoffs y 16 temporadas con 50 o más victorias.

Los últimos dos técnicos poseen récords peores que muchos otros de sus pares, pero sus labores no dejan de ser extremadamente positivas. Tanto Stevens en Boston como Kidd en Milwaukee lograron posicionar a sus equipos de buena manera en el débil Este y tendrán la oportunidad de probarse ante la mirada de todos.  Destaco al ex entrenador de la Universidad de Butler dado que tuvo que lidiar con un plantel que fue cambiando constantemente -22 jugadores distintos vistieron la camiseta de los Celtics- y sin un titular que supere claramente la media de la liga en su posición.

Defensive Player Of the Year (DPOY)

1- Kawhi Leonard
2- Draymond Green
3- Tim Duncan
4- Andrew Bogut
5- Rudy Gobert

Una de las categorías más complicadas, tanto por la excelencia de todos los candidatos como por las dificultades que conllevan las estadísticas defensivas. La gran batalla se da entre Leonard y Green (sigue la fila), y la realidad es que ambos merecen ser DPOY. 


Kawhi, el nuevo líder de los Spurs

Entre todos los números que hay, creo que estos dos reflejan el porqué de mi decisión. El alero de San Antonio tiene el mejor rating defensivo en toda la liga (96.1) y ocupa el 2do lugar en la tabla de Real Plus-Minus (RPM) (tercera de las #@!%$! : un estimativo del impacto del jugador en la actuación del equipo, tomando en cuenta factores como que rivales están en cancha y que miembros del propio equipo están en cancha, para así llegar a un número que represente la contribución real del jugador y que funcione mejor que el simple diferencial)

El RPM de Leonard es 8.35 puntos, pero lo más impactante viene cuando se leen los nombres que están por delante y por detrás de él. El orden de RPM es: Curry, Leonard, Harden, James, Davis, Chris Paul y Russell Westbrook.

¿Notan alguna similitud? Los otros seis apellidos son los candidatos al MVP. Si el único argumento en contra del último ganador del Finals MVP es que se perdió 17 encuentros, no es suficiente para mí.

Dos miembros de las dos mejores defensas siguen a dos miembros de las dos mejores defensas. Duncan y Bogut (la fila continúa) son piezas clave dentro del funcionamiento de sus equipos, vitales para las chances de cualquiera de estos conjuntos en los playoffs. El australiano lidera la ya mencionada Defensive Box Plus/Minus con 5.5 puntos "contribuidos", mientras que el de las Islas Vírgenes posee el tercer mejor rating defensivo, y con 38 años todavía se mantiene con un PER altísimo (22.6, 12vo en la liga).

Existe una sola estadística en el mundo de Rudy Gobert: 39.7%. Ese es el porcentaje de campo de los rivales que intentan tiros en la pintura cuando el francés se encuentra allí. Un absoluto terror para quien quiera meterse en su territorio. A seguirlo de cerca durante la próxima temporada.

6th Man Of the Year

1- Tristan Thompson
2- Lou Williams
3- Andre Iguodala
4- Manu Ginóbili
5- Isaiah Thomas

Una campaña con poco interés para este galardón. Contrario a las demás listas, aquí no hubo un destacado. Así que, como estoy 99% seguro de que Thompson no va a ser el ganador, se lo daré a él. Típicamente, el Mejor Sexto Hombre se lo lleva el suplente que más puntos anote o que mejor producción ofensiva disponga. En este espacio vamos a dárselo a un jugador que promedia apenas 8.5 puntos por partido.

El ala-pivot de los Cavaliers trae consigo una energía que pocos pueden igualar, sobre todo en materia rebotera. El nacido en Toronto acumula 7.7 rebotes por partido, pero si se mira el Porcentaje de Rebotes (vamos, que ésta no es tan difícil: el % de pelotas que rebotea el jugador cuando está en cancha), se ve el verdadero impacto de Thompson, quien se ubica tercero en Porcentaje de Rebotes Ofensivos (14.6%) y 17mo en Porcentaje Total de Rebotes (17.2%).


Iguodala, hombre clave en la rotación
de Golden State

Williams es el clásico sexto hombre: 15.5 puntos por partido y escasos números en casi todas las demás categorías. Sin embargo, el miembro de los Raptors es una de las armas principales en los momentos claves, capaz de encestar los tiros más complicados. Por ello se ganó el 2do lugar, excluyendo completamente de la lista a Jamal Crawford. Iguodala (dale, decilo vos, la fila....) sería el caso opuesto: colabora en todas las áreas del juego, defiende excelentemente su posición y posee el mejor diferencial de todos los suplentes (+ 425).

Critíquenme si quieren, pero Ginóbili merece ser nombrado entre los mejores cinco hasta el día que se retire (que, dios quiera, esté todavía muy lejos). No es sólo por lo que su figura representa para los Spurs, sino que también tengo números que lo prueban. Increíblemente, Manu ostenta el tercer mejor rating defensivo entre los suplentes (96.5). No tan increíblemente, el argentino promedia la mayor cantidad de asistencias (4.2, también entre suplentes).

A pesar de ser canjeado a mitad de temporada, Thomas fue clave para que los Celtics estén ingresando a la pos temporada. Antes, había alternado buenas y malas con Phoenix Suns. También lidera en asistencias, con la misma marca que Ginóbili.

Most Valuable Player (MVP)

1- Stephen Curry
2- James Harden
3- Chris Paul
4- LeBron James
5- Anthony Davis

¿Tanto lío por una simple estatuilla?
En los seis años desde que sigo la NBA no recuerdo una competencia tan feroz por el MVP. Jamás había leído tal intercambio de declaraciones entre compañeros, rivales, entrenadores, periodistas y GMs. Todo aquél que opinó lo hizo con aires de "autorelevancia", como si otorgarle el premio a un candidato distinto del nombrado era prácticamente un sacrilegio.

Es cierto, tampoco la hicieron fácil los jugadores. Ante cada actuación estelar de Curry, aparecía Harden arrastrando a los Rockets a una nueva victoria. Sino, venía CP3 y nos recordaba porque sigue siendo el base más completo de la última década. Post Juego de Estrellas, apareció el tren bala humano que es Russell Westbrook para promediar 31 puntos, 10.1 asistencias y 8.5 rebotes, metiendo triple doble tras triple doble. 

El base de OKC no está en este ballot, sólo porque su lugar es ocupado por Davis, quien posteó el mejor PER de la temporada (30.86). ¿Qué tan impresionante es ese número? Fácil: sólo fue superado por Michael Jordan, WIlt Chamberlain y LeBron James. Justamente James, a quien todavía considero como el mejor jugador de la liga por encima de Davis y Durant, también disfrutó de un 2015 estelar en su hogar.

Para la disputa final, no me quedó otra que incluir una cuarta y última estadística compleja: Wins Over Replacement Player. La misma indica la cantidad de triunfos que se le adjudican a un jugador, y para calcularla se reemplaza la producción del jugador en cuestión por un jugador promedio en un equipo promedio (equipo ficticio, obviamente, que funciona como la media de la liga). Steph Curry lidera aquí, con 21.06 victorias.

De todas maneras, no todo se reduce a un número. El debate entre Curry y Harden va más allá. Por un lado, tenemos un jugador que durante 80 partidos fue el responsable principal del éxito de su equipo. Por el otro, está el mejor jugador de un equipo históricamente bueno. No tiene sentido perderse en la discusión de "si sus roles se intercambiasen como le iría a cada uno". Ambos son dignos de ser MVP, pero para mí es simple.


Steph Curry, mi MVP

En el último párrafo de la sección de ROY, establecí que cuando hubiese paridad, priorizaría el éxito del equipo. No se si Curry es mejor o peor que Harden si se los compara uno contra uno. Sí se que Curry fue el mejor jugador del mejor equipo, por lejos. Por eso, el último de la fila de Golden State Warriors, es el primero.